Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros que analizan el uso del mismo con la finalidad de mejorar nuestros contenidos y su experiencia como usuario.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

OK

Declaraciones de Salvador Ruiz, Socio Director de Equipo Económico, acerca de la Reforma del IRPF

Autor:

Fuente: Lawyerpress

22 de julio de 2015

Salvador Ruiz subraya que el adelanto en la modificación de las tarifas traslada un mensaje claro de reactivación de la actividad económica, con efecto directo y muy positivo en las expectativas de los ciudadanos.

Compartir.

Una reforma anticipada bien recibida.

Salvador Ruiz, es socio director de Equipo Económico, profesor del Master de Asesoría Fiscal de ESADE en Madrid y antiguo Director General de la AEAT, toda una voz experta para dar luz a esta reforma: “Sin duda el anticipo de la reducción de tipos habrá de ser bien recibido por los ciudadanos. En virtud de la reforma se había estimado una minoración de la tributación por el IRPF en 9.000 millones de euros entre 2015 y 2016, y gracias al adelanto en la modificación de las tarifas ese importe se recuperará antes, con evidente ventaja financiera para el contribuyente. Está claro que la reducción anticipada incentiva la actividad económica y limita las ineficiencias en la asignación de recursos que produce un impuesto tan gravoso como nuestro IRPF. Pero sobre todo, en mi opinión, traslada un mensaje claro de reactivación de la actividad económica, con efecto directo y muy positivo en las expectativas de los ciudadanos.”

Para este experto los beneficiarios de la reforma están claros: “El anticipo, como la reforma en general, beneficia sobre todo las rentas medias y bajas, pero todos los obligados ganan respecto de su situación en el período impositivo 2014. Además, prácticamente todos los contribuyentes perciben la ventaja de manera inmediata, gracias a la reducción de las retenciones.” Sobre la bajada de tipos del IRPF de siete a cinco señala que era un cambio previsto aunque es evidente que son esas variables las que conducen a la determinación de las cuotas del Impuesto, en general los ciudadanos no son conscientes del número de tramos de la tarifa, o de los concretos tipos impositivos asociados a cada tramo. Porque la declaración del IRPF se cumplimenta aprovechando los correspondientes programas informáticos. Sin embargo, desde un punto de vista técnico, la simplificación de la tarifa hace más “visible” su forma de operar.

Cuando le preguntamos si esta bajada de impuestos compensa la subida del 2011 recalca que el “gravamen complementario” introducido por el Real Decreto-ley 20/2011 y aplicable a partir de 2012 supuso un importante incremento de la presión fiscal en todos los tramos de renta, tanto mayor cuanto mayor fuera el importe de esa renta. Para los niveles medios y bajos, la reforma mejora la tributación que se aplicaba hasta 2011, por lo que la reducción prevista para 2016, ahora anticipada para 2015, consolida un efecto claramente favorable; en cambio, la reforma no compensa totalmente la anterior subida para rentas netas superiores aproximadamente a 100.000 euros, que incluso tras agotarse la reforma tributarán más de lo que lo venían haciendo hasta 2011.”

Respecto a la evolución de esta reforma para el año que viene indica que “el año próximo habría de mantenerse la presión fiscal por el IRPF aproximadamente al mismo nivel ahora alcanzado, sin perjuicio de las medidas que pueda adoptar un futuro gobierno estatal –o los actuales o futuros gobiernos autonómicos. Desde luego, nuevos cambios al alza en la tributación personal sólo aportarían incertidumbre al ciudadano, cuya imposición viene experimentando demasiados altibajos en los últimos años. En cambio, las potenciales disminuciones futuras del IRPF que pudiera permitir un todavía mejor escenario económico profundizarían en la mejora de la actividad económica y de las expectativas.”

Por último respecto a la relación de esta bajada del IRPF en el marco de la reforma fiscal general ejecutada por el Gobierno de Mariano Rajoy, Salvador Ruiz señala que “en el ámbito de la imposición directa, se corresponde con la disminución de tipos también en el Impuesto sobre Sociedades, si bien la corrección de la doble imposición entre dicho Impuesto y el IRPF se ha visto perjudicada en alguna medida al suprimirse en éste la exención de 1.500 euros por dividendos obtenidos. En un ámbito más general, es de esperar que la disminución de la recaudación producida por la citada rebaja de tipos no precise de subidas compensatorias en la imposición indirecta (IVA y otros impuestos). Porque el mantenimiento de tipos en el IVA, a pesar de las presiones de Bruselas, merece también un comentario positivo.”

 

Para más información pueden contactar con el área de comunicación de Equipo Económico:

Antonio Polo

antoniopolo@equipoeconomico.com

 

SOBRE LA COMPAÑÍA. EQUIPO ECONÓMICO es una firma de servicios profesionales con amplia experiencia en el asesoramiento a empresas en materias de carácter económico, financiero, fiscal y jurídico-regulatorio. Reúne a un conjunto cualificado de expertos con una trayectoria exitosa en la toma de decisiones estratégicas en el ámbito empresarial e institucional, nacional e internacional.

Para más información pueden contactar con el área de comunicación de Equipo Económico:

Antonio Polo
antoniopolo@equipoeconomico.com
+34 91 299 37 85 / 87