This website uses its own cookies and those of third parties to analyze the use of this site to improve its contents and your user experience.
If you continue to browse, we understand you accept their use. You can change your configuration or obtain further information here.

OK

La economía española crecerá en 2017 al 2,7% PIB

Share.

The Spanish economy will grow in 2017 by 2.7% GDP

  • Por José María Romero Vera
  • 23rd of December 2016

La economía española está cerrando este año 2016 con un crecimiento del PIB del 3,2%, pese al contexto internacional más complejo en el que se ha desenvuelto y a la fuerte incertidumbre vivida en la primera parte del año respecto al modelo político y económico español. Las cifras del tercer trimestre y los datos disponibles para el cuarto trimestre corroboran la continuidad del dinamismo de la economía.

Este robusto crecimiento está permitiendo además que España recupere finalmente su nivel de PIB previo a la crisis. También que se acumulen ya dos años de incremento en la renta disponible, fundamentalmente como consecuencia del mejor comportamiento del mercado laboral; el crecimiento económico y la creación de empleo han seguido retroalimentándose respectivamente. Una proporción considerable del aumento de renta se ha destinado al consumo. También el sector exterior español sigue avanzando de manera muy positiva; aumentan las exportaciones de bienes y de servicios, tanto turísticas como no turísticas. La economía española se sitúa así al frente de la zona del euro en cuanto a crecimiento económico, creación de empleo e impulso de las exportaciones.

En este contexto, desde Equipo Económico prevemos un crecimiento del PIB del 2,7% en 2017, gracias a la fuerza con la que está entrando en el próximo año. En un momento además en el que su estabilidad institucional vuelve a contar como factor positivo dentro de un panorama europeo marcado por los resultados de referéndums y de las próximas citas electorales. También esperamos que la creación de empleo mantenga un ritmo de incremento medio anual próximo al 3% este año, y por encima del 2,5% en 2017, en puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo; de esta forma la tasa de paro se situará a cierre de este año en el 18,4%, y alrededor del 17% a finales de 2017.

El crecimiento económico español se produce en el marco de recuperación de la economía mundial, pero a un ritmo menor del deseado; se refleja de esta forma la creciente incertidumbre global asociada, entre otros, al Brexit, la volatilidad de los mercados financieros, el cambio en la política monetaria en Estados Unidos y las fluctuaciones de los precios de las materias primas. Además, por segundo año consecutivo caerá el comercio mundial, pese al crecimiento del producto global. El proteccionismo no puede ser la respuesta a los desafíos que plantea el progreso y la globalización.

Por su parte, la Unión Europea se enfrenta en los próximos años a importantes desafíos que requieren de avances en materia institucional, tanto para el conjunto de la Unión Europea como en sus países miembros. De entre ellos destaca el Brexit, que está teniendo ya importantes efectos a nivel político y económico para el Reino Unido, aunque sea aún pronto para poder medir las consecuencias reales. Por el momento el proceso por el cual se produciría el Brexit está rodeado de gran incertidumbre sobre cuándo y cómo, e incluso sobre si se materializará; en nuestra opinión, de producirse se podría acercar a un acuerdo como el recientemente firmado con Canadá. Así como la necesidad de seguir avanzando en la construcción de la Unión bancaria, como pilar de estabilidad del sistema financiero europeo y de la moneda única.

En este escenario global, y pese a la fortaleza actual del crecimiento económico español, la magnitud de los cambios y la transformación a la que nuestra economía se ha visto sometida tras la crisis, ha tenido un impacto desigual en la sociedad. Persisten importantes desafíos y retos sociales y económicos de carácter estructural que necesitan de la continuación del crecimiento y la creación de empleo. En la situación actual la economía española debería tener aún por delante al menos otros dos o tres años de crecimiento económico. Para sostener una progresión razonable de expansión del PIB, en torno al 2,5%, es necesario avanzar en un proceso de reformas consensuadas y que no se reviertan las implementadas en los últimos años, porque estaríamos enviando las señales equivocadas a los mercados. Solo así se podrá dar respuesta a los importantes desafíos y retos sociales a los que nos enfrentamos.

 

Jose María Romero
Gerente del área económica y negocio internacional, Equipo Económico

Leave your comment

 
 

Subscribe to our BLOG